¿Por qué no vendo en mi tienda online? 6 errores más comunes en webs de comercio electrónico

Hay muchas cosas que hacen que tu tienda online sea un éxito: marketing, envíos, servicio al cliente y gestión de todo el negocio. Pero uno de los factores más importantes en el éxito de tu tienda es cómo se ve y funciona. Desafortunadamente, la lista de cosas que no funcionan en muchas tiendas de comercio electrónico es terriblemente larga. A continuación se muestran los seis más comunes y cómo evitarlos.

INSERTAR DESCRIPCIONES DE PRODUCTOS PROPORCIONADAS POR EL PROVEEDOR

El primer problema con el que se encuentran muchas tiendas online es que usan las descripciones de los productos que ofrecen los fabricantes. Ahora, ¿por qué es eso un problema? Si estás en el negocio de la ropa, es probable que una gran cantidad de lo que vendes también esté disponible en al menos algunas otras tiendas. Por lo tanto, cuando utilizas descripciones proporcionadas por el proveedor o fabricante, Google lo trata como contenido duplicado y por ello penaliza tu sitio web influyendo esto negativamente en el posiconamiento global de tu página.

¿Qué hacer para evitar que Google te penalice?

Escribe siempre el contenido nuevamente para cada uno de los productos que tengas en tu tienda online o contrata a alguien que lo haga por ti. No lo veas como un gasto, es una inversión que a medio-largo plazo ofrecerá sus frutos de forma muy positiva. Puedes modificar el contenido proporcionado por el fabricante, es decir, retócalo con tus palabras para que sea fácil y cómodo de leer para tus clientes.

FALTA DE INFORMACIÓN IMPORTANTE

Al comprar en línea, los detalles importantes del producto, o la falta de ellos, pueden hacer que se efectúe la venta o no. Esto significa que todo, desde tamaños, dimensiones, materiales, información de ensamblaje, peso, capacidad de peso y otros detalles, como información de garantía, batería o voltaje, deben estar justo ahí en la página del producto. No hay nada más frustrante que ver un producto y ver que no hay detalles al respecto. Esto hace que el cliente sobre la marcha se vaya de tu tienda lo cual implica que el posicionamiento web nunca logre ser tan bueno como se desea ya que Google tiene muy en cuenta la tasa de rebote y la experiencia de usuario.

¿Qué hacer?

Asegúrate que toda la información necesaria y complementaria de cada uno de tus productos exista en la ficha de producto. Mira el producto y preguntate: que debo saber yo de este artículo antes de comprarlo y luego relfexiona.

NO HAY RESEÑAS DE PRODUCTOS

Las reseñas de productos son una de las mejores maneras de aumentar los rankings de búsqueda de tu tienda online. De hecho, hasta un 61% de los clientes leen las reseñas antes de decidir comprar un producto. Las reseñas generan contenido gratuito para tu sitio web y aumentan significativamente la tasa de conversión. Además, google valora muchisimo una producto con reseñas igual que los clientes y esto hace que en la mayoría de las veces esté mejor posicionado para determinadas palabras clave.

¿Qué hacer?

Ofrece a tus clientes la posibilidad de dejar comentarios para todos los productos en tu sitio web. Si usas Prestashop puedes instalar algún módulo gratuito o de pago con estas posibilidades o en caso de usar WordPress instala un plugin para este fin.

MUY POCAS IMAGENES DE LOS PRODUCTOS O PÉSIMA CALIDAD

Si no puedes ver un producto, probarlo o tocarlo, por lo menos trata de tener imagenes de diferentes ángulos del mismo y de la mejor calidad posible. Si puedes ponerlo con fondo blanco mucho mejor ya que de esta manera el foco del usuario va completamente al producto.

Desafortunadamente, las tiendas de comercio electrónico con demasiada frecuencia tienen solo una imagen de un producto, imágenes de baja calidad o solo una pequeña cantidad de un producto proporcionado por el comerciante disponible en el sitio. Lo que no hace nada para persuadir a los clientes a realizar una compra.

¿Qué hacer?

Tener al menos cuatro imágenes de cada producto. Además, asegúrate de que tus clientes puedan acercar y alejar las imágenes de alta calidad para obtener detalles (costuras, grabados, etc.).

PROCESO DE PAGO MUY COMPLICADO

Todos conocemos los inconvenientes de pasar por cuatro o más páginas de pago, completando infinitos formularios solo para ver que gran parte de la información requerida es completamente irrelevante para realizar una compra. Demasiados pasos en el proceso de pago es en realidad una de las razones más comunes para el abandono de la compra. Y eso no es lo que quieres. Quieres que tus clientes finalicen sus compras lo más rápido posible y asegurarles una experiencia de compra sin problemas. Un cliente tendría que estar muy involucrado en un producto en particular para repasar conscientemente el largo proceso de compra de 5 páginas. Y recuerda, lo más probable es que no seas el único que lo vende.

¿Qué hacer?

tu proceso de compra no debe tener más de dos páginas. El primero con un resumen del pedido junto con la información de envío y el método de pago, y el segundo, una página de confirmación simple que muestra a los clientes todos los detalles de su pedido.

MOTOR DE BÚSQUEDA INTERNO

Un motor de búsqueda interno es una característica extremadamente útil para las tiendas online con una gran cantidad de productos. Permite la búsqueda precisa de productos sin que los usuarios tengan que serpentear y tejerse en el mar de productos similares cuando solo hay uno que ellos desean.

¿Qué hacer?

Si ya tienes un motor de búsqueda incorporado, mejoralo. Incorpora uno bueno y avanzado. Asegúrate de que el motor tenga opciones de autocompletar, filtrar y clasificar, así como la búsqueda semántica y la búsqueda avanzada de rasgos (fabricante, materiales, etc.). Esto asegurará que tus clientes encuentren exactamente lo que quieren.

Tener un motor de búsqueda interno también es un dispositivo analítico útil. Los datos generados por las consultas de los clientes durante la búsqueda en el sitio pueden proporcionarte una gran cantidad de información valiosa sobre los patrones y comportamientos de compra de tus clientes, que a su vez pueden usarse para ajustar y refinar tu sitio para responder a estos comportamientos.

Con las tiendas de comercio electrónico, siempre hay mucho margen de mejora para adaptarlas específicamente a su público objetivo. Si tu tienda online tiene alguno de los errores anteriores, corríjelos. Y mientras lo haces, asegúrate de que detrás de cada cambio que introduzcas en tu página, se encuentre la satisfacción del cliente. Las compras en línea deben ser fáciles, rápidas y claras para ponerselo fácil a los clientes y evitar que con un click vayan a tu competencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *